Tomás Bolzicco: “En Bolivia hacíamos 15 kilómetros en bici para ir a entrenar”

bolzicco

Tomás Bolzicco habló en exclusiva con Superplatense y detalló de todo en su carrera: “Nosotros hacíamos 15 kilómetros en bicicleta para ir a entrenar todos los días, nos exigían el doble por pelear el descenso”. Además, destacó su presente en Villa San Carlos, aclaró que están al día y que su sueño es jugar en Europa.

Cuatro y media de la tarde en Santa Fe, el teléfono muestra la silueta del actual “9” de Villa San Carlos, que supo debutar en Primera División frente a Banfield con la camiseta que lleva en la piel, la de Unión, en una noche de junio en el 15 de abril. No existe otra forma de contacto para una entrevista pero el delantero se adapta como lo hizo en Chile, en su primera y mas difícil experiencia en el exterior y también en Bolivia, donde consiguió quedarse en la primera división con el Aurora.

Una luz atraviesa su rostro desde la derecha. Es el sol comunicando que se está por ir. Desde el otro lado de la pantalla parece ser que lo encandila, pero a él no le importa. Bolzicco aguantó estar solo muchísimas tardes en La Calera, a 1260 km de Santa Fe, a 1260 km del abrazo de su padre o su madre, mirá si no se va a aguantar que el sol le pegue de costado.

El destaca que fue lo mas difícil que vivió, por ser la primera vez, por sentirse solo, que no es lo mismo que estar solo. La soledad puede aparecer hasta cuanto estás con alguien, quizás porque no estás con quien querés, porque no es de los tuyos, o porque simplemente aparece. La lesión le consumió el período de adaptación en Chile, que encima tuvo que pagar él, porque del club no tenían las herramientas, aunque también es cierto, que tampoco había voluntad. De todas formas el lo muestra como algo positivo, otra experiencia. Si hablamos de tigres, una mancha más.

Bolzicco cuenta mirando al cielo, con termo y mate de por medio, que está tramitando la ciudadanía europea, sueña en algún momento cruzar el charco: “España, Italia, Alemania, son países que me gustan, miro siempre ese fútbol, mi idea es poder irme allá”. Aunque hace unos meses eligió Villa San Carlos, sin antes pasar por Bolivia, donde a 2500 mts de altura tenía que hacer 15 kilómetros solamente para ir a entrenar, de lunes a sábados. “En Bolivia hacíamos 15 kilómetros todos los días para ir a entrenar, el complejo estaba muy lejos. No podíamos ir en auto porque no te dejaban pasar, las calles estaban cortadas por la propia gente” (crisis política por las elecciones)

Todo eso para salvarse del descenso. Sin embargo, como es habitual, las personas no entienden ciertos sacrificios, quizás por no estar visibilizados o vaya a saber , y es por eso que los “hinchas” del Aurora solían esperarlos en los entrenamientos para pedir explicaciones por el rendimiento del equipo, que luego se terminó quedando en la categoría.

Hoy Bolzicco se nota mas maduro, mas pensante. No tan autoexigente como lo fue en las inferiores de Unión, que tuvo que pelear el puesto con ocho compañeros. Si, con ocho, para quedarse en el equipo y cumplir el sueño de debutar en primera. “Mis viejos siempre estuvieron, mi papá es un poco mas reservado pero mi mamá no puede ocultar sus sentimientos, exterioriza más (entre risas)”. Afirma que en la cuarentena se reencontró con la playstation, con los juegos de mesa, pero hay uno en especial, el Tutti Frutti y sus variantes, las cuales excluyen las letras del abecedario que son reemplazadas por las terminaciones de palabras. Lo explica con énfasis, es un espacio de encuentro: “Es imposible competir contra mi familia porque ven todo el día Pasapalabra, me re caliento”.

La luz en el fondo se va apagando, va tomando otro color, mas frío. El cielo ya no es celeste. Las horas hicieron que fuera mutando y la luz del sol en la cara del “nueve” ya no está presente, es por eso que comienza a contar las actividades que conforman su entretenimiento personal: “Estoy mirando muchas series, pero llego muy cansado a la noche, la que mas me gusta es Elite. También juego a la play con amigos, me gusta mucho el Call of Duty, el FIFA y el Fortnite”. Si algo tienen en común es la lucha, porque el futbolista es un luchador que no sabe si va a sobrevivir en ese sistema de competencia ingrato, donde dentro del esfuerzo siempre tiene que haber una cuota de talento. Call of Duty y Fortnite, dos videojuegos que enlazan la acción individual por la supervivencia, y el FIFA en el medio, siempre, porque el fútbol es el ordenador de la vida cotidiana, porque el fútbol une y divide.

Tomás Bolzicco, uno de los tantos luchadores en el sistema fútbol, que espera una chance en Europa, pero que hoy defiende los colores villeros. Agradecido y orgulloso por las experiencias de jugar en el espectáculo llamado Primera División, pero siempre expectante a lo que vendrá…

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: